Monthly Archives

febrero 2018

  • Ya en educación infantil me di cuenta de que mi hijo tenía algún problema. Confundía los colores y no leía como los demás… Lo comenté con sus profesores, pero no me hicieron caso. Me dijeron que lo comparaba con mi hija, que cada niño era diferente, que lo sobreprotegía, que me tomaba el pelo… Fue muy duro, pero nada ni nadie harían que me rindiera. No pararía hasta saber qué le pasaba a mi hijo. 

  • Es muy difícil de explicar. La sensación que tienes dentro no se puede entender si no pasas por ello: vacío, apatía… No quieres llorar, no quieres que estén pendientes de ti, pero en muchos momentos la situación puede contigo. Sientes que las circunstancias te convierten en otra persona; no sabes cómo controlarlo, cómo desahogarte. Es muy frustrante. Yo tenía mis prioridades muy bien definidas, sabía lo que quería; no necesitaba esto. El cáncer es una vivencia innecesaria.

  • Competir en países tan lejanos como Qatar y Estados Unidos, crear una competición nacional junto con otros compañeros, dar charlas y talleres sobre el tema, aprender, crecer como persona y muchas cosas más. Jamás me hubiera podido imaginar que mi interés por la robótica podría llevarme a vivir todo esto. Y cuando pienso que todo empezó en mi colegio de Palafrugell…