Monthly Archives

diciembre 2017

  • Nací en 1905 y mi destino era trabajar en el campo por un plato de comida durante toda la vida. No lo acepté y cambié mi suerte. Con siete años me tocó cuidar de las vacas, de joven hubo épocas en las que comí cada día lo mismo y ya de adulto viví una guerra y conocí las cartillas de racionamiento. Nunca me rendí. Siempre miré hacia delante.

  • Mis padres nunca se dieron cuenta, siempre había estado delgada y había tenido problemas de salud relacionados con la alimentación. De pequeña comía más bien poco y fui una niña bastante enfermiza. Así que, cuando empecé a tontear con la comida, no notaron esos kilos de menos.

  • Mi sueño era ser mecánico y vivir fuera de España: sin embargo acabé siendo carpintero y enamorándome de una española. Ya ves, las cosas no siempre salen como nos las imaginamos y aun así se puede tener una buena vida. Con el oficio me tocó seguir la «dictadura de los padres» y con el amor, pues poco pude hacer, la verdad. Eso sí, fui un poco hippie y hasta que no me casé, no senté la cabeza.