Correr te cambia la vida

20. 01. 2019

Todo empezó hace tres años, cuando me ofrecieron organizar un grupo de mujeres. La idea era animarlas a salir juntas por caminos de montaña, lo que se conoce como trail running. Cuando una empieza a correr, normalmente lo hace sola y por la ciudad, ya que es lo que la mayoría tenemos cerca. Pero la tienda de deportes que me hizo la oferta quería dar a conocer este tipo de carreras. Así que, sin darle muchas vueltas, acepté. ¿Por qué no?, pensé. Del mismo modo que a mí el correr me había cambiado la vida, quizá podía cambiársela también a otras personas. Ese día nació Les nenes trail; nunca más correríamos solas.

Yo había empezado antes, unos años atrás, en un momento en que mi vida se había desmoronado. En muy poco tiempo me había quedado sin trabajo, había dejado a mi pareja y me había mudado. Un cúmulo de cambios que decidí canalizar saliendo a correr. Siempre me había gustado el deporte, así que pensé que solo necesitaba comprarme unas zapatillas y probar. Y eso hice. Me calcé unas zapatillas y salí a la calle. Un gesto muy simple que me acabaría transformando por fuera y por dentro.

Retrato, mujeres, unión

Me había quedado en el paro, así que lo más económico era comprarme unas zapatillas. Para correr no se necesita mucho más.

Al principio corría por sitios donde no me podía ver nadie. Tenía miedo a hacerlo mal y me daba mucha vergüenza. Pero pronto empecé a ver que no estaba sola, que había más gente corriendo y que detrás de esas zapatillas se escondía todo un mundo. Me aficioné a las competiciones, fui conociendo a gente y finalmente llegó esa propuesta. Jamás pude imaginar lo que acabaría significando para mí. Me gustaba la idea de motivar a un grupo de mujeres. Se trataba de guiarlas un poco y pasar un buen rato. Era un servicio que podía ofrecer.

Sin embargo, lo que pasó fue algo mucho más grande. Cuando las mujeres se juntan sucede algo extraordinariamente mágico. Se crea cohesión, solidaridad, apoyo… Surge la voluntad de hacer cosas juntas y se genera una energía que no se da en otros lugares. Sin esperarlo, me encontré ante un proyecto cada vez mayor que no solo transformaría mi vida, sino la de muchas otras mujeres. Hay días que en el entrenamiento llegamos a ser hasta veinte, y el año pasado en una carrera llegamos a ser cuarenta mujeres. ¡Ganamos el premio al equipo con más integrantes!

Y no solo eso, sino que realizamos muchas actividades juntas. El entrenamiento semanal es tan solo el origen de todo. Asistimos a muchas carreras, nos encontramos para actos especiales y, junto a mi otro equipo, «Corro per tu» (corro para ti), incluso hemos logrado crear la primera carrera de montaña de la mujer. ¿Te puedes creer que en la primera convocatoria fuimos quinientas personas y este año hasta mi madre y sus amigas quieren participar? Tienen más de setenta años… Nunca pensé que esos encuentros sociales se convertirían en esto. Es más, con el permiso de mis chicas me atrevería a decir que hemos logrado formar una familia.

Nuestro lema «Nunca más correrás sola» no podría ser más acertado.

Evidentemente, ellas van cambiando. Unas vienen, otras van… pero la energía es siempre la misma. Y el mérito de eso es todo suyo. Sí, yo las guío y les enseño cómo entrenar, pero sin su esfuerzo y la gran voluntad que le ponen, esto no sería lo mismo. Ellas son las que han creado este espacio en el que todas somos iguales. Unas vienen para escapar de la rutina, otras buscan un lugar donde ser ellas mismas y otras simplemente necesitan desconectar de sus problemas. Todas encuentran aquí su momento, sin preguntas, solo amistad y compañerismo.

Y yo no podría sentirme más orgullosa. Las chicas me dicen que el grupo les da mucha energía, pero la que más energía recibe soy yo. Gracias a Les nenes, mi vida ha cambiado por completo. Por ellas me formé como preparadora física, por ellas empecé a plantearme cada día nuevos retos y por ellas estoy aquí. Como todos, también tengo días malos y días en los que no saldría a entrenar. Qué pereza salir en invierno, ¿no? Pues lo haces, porque sabes que volverás a casa mucho mejor de lo que has salido. Aunque no hagas la carrera de tu vida, la fuerza que nos transmitimos las unas a las otras no tiene precio. Yo, en particular, estoy donde quiero estar y esto me lo han dado las chicas y el correr.

Mujeres unidas

9
Comparte la historia Facebook Twitter Google + Pinterest

No te pierdas estas otras historias

2 Comentarios

Imma 22. 01. 2019 - 13:42

Visca Les nenes Trail !!!

Responder
Anna 22. 01. 2019 - 17:51

👌🏻😘 Molta forča a Les Nenes Trail!💪🏻💪🏻💪🏻

Responder

Únete a la conversación